Daniel Neufeld

Nivel: Con trayectoria

Disciplinas artísticas: Pintura, Arte urbano

Galerías en el sitio: 1

Enviar mensaje privado

Descripción

En el estudio de Neufeld La primera vez que visité el estudio de Daniel Neufeld fue por azar y en su ausencia. En cuanto llegué me di cuenta que estaba en una especie de laboratorio creativo. Experimentación, prueba y error. Vi un collage que representaba a algún santo, el santo niño de Atocha pero con una enorme hamburguesa en lugar de cabeza, con todo y aureola. Bien empezamos, libertad total. Pero después vi que saltaba de una técnica a otra, igual con los temas, experimentación pura y dura, pero siempre se notaba su huella en cada obra. Había policromías ordenadas en patrones casi matemáticos, después saltaba a una especie de “pop” muy orgánico con colores puros, casi al estilo de los diseñadores japoneses. En otra pared un retrato hecho enteramente con plastas secas de pintura, estructuradas unas sobre otras, de modo que todo sugería un expresionismo denso y espeso. Pero todos tenían el sello Neufeld, sin duda. Aún a pesar de las combinaciones de objetos en varios collages, como tapas de plástico o etiquetas de cerveza con manchas expresionistas, de los guiños directos al grafiti mezclado con tótems, o llegar a abstractos sobrios y minimalistas, casi monocromos, para de nuevo saltar a retratos “fauves” rabiosos, ahí estaba el sello de Neufeld. Y cuando se da uno cuenta que un artista tiene la seguridad de dejar una huella en cada obra, por más diferente que ésta parezca, es porque sabe fríamente el mensaje y el resultado que quiere obtener, a pesar de utilizar diferentes lenguajes plásticos y estéticos. Hablando en plata: Neufeld disfruta trabajar su obra, gusta experimentar con todo lo que tenga en sus manos y aprovecha cualquier imagen que entre por sus ojos para transformarla; y ese disfrute se conecta con el espectador, por eso sentí esas obras tan frescas, como si se hubieran hecho en ese momento, y quizás así lo experimentará fácilmente un futuro espectador dentro de 100 años. Será bastante natural que ni Neufeld ni ninguno de nosotros alcance a llegar a esa edad tan avanzada, pero no pienso que resulte imposible que su obra sí lo haga, y siga hablando por él a través del tiempo, porque de eso se trata el arte. Paco Franco, Mayo 2013